Noticias - Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología

Homenaje a Margarita Salas

15 NOV 2019 - 18:22 CET

Escribo estas líneas como mujer, científica, docente y enfermera. O quizás como mujer, enfermera, científica y docente.

 

El jueves de la semana pasada fallecía Margarita Salas, mujer, científica y docente (no sé si ella incluiría bioquímica o en qué orden, la verdad). Estudió bioquímica y se doctoró en 1963 por la Universidad Complutense de Madrid.  Trabajó en la Universidad de Nueva York junto a Severo Ochoa durante 4 años, y en 1967 volvió a España donde fundó el primer grupo de investigación en genética molecular del país, el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.  Ejerció como profesora de Genética Molecular en la misma Facultad en la que se formó desde 1968 hasta 1992, y como profesora Ad Honorem vinculada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desde 2012. En una ocasión la escuché decir en una entrevista que esperaba “morir con la bata (de laboratorio) puesta”. Y podríamos decir que prácticamente así pasó.

 

Ella misma consideraba que su mayor aportación a la ciencia nació del estudio del virus Phi29, un virus bacteriófago pequeño de solo 20 genes. Uno de esos genes aporta la información para crear una enzima (que se llama ADN polimerasa) cuyo trabajo es multiplicar hasta en millones de copias el material genético.

 

La patente de esa enzima modificada, abrió las puertas a la creación de kits para su aplicación en biotecnología, como por ejemplo, el diseño de una reacción en cadena que se conoce como “PCR” y que es capaz de producir millones de copias de fragmentos de ADN, y así poder estudiarlo con mayor facilidad.

 

En una entrevista reciente en la que María Blasco (actual Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) y ella hablaban sobre la ciencia y la vida, Margarita comentaba que la patente de esa enzima le había producido mucha satisfacción personal porque “de una investigación básica se habían conseguido resultados que no fueron previsibles a priori, pero que han redundado en beneficios para la sociedad”, algo que también defendía Severo Ochoa al reivindicar una investigación básica de calidad para conseguir resultados aplicables en medicina traslacional.

 

Además, esta patente obtenida en 1989 por el CSIC, también tuvo repercusiones económicas, siendo la patente más rentable en la historia de España.

 

Por otro lado, aunque es un aspecto menos conocido, Margarita fue la primera científica en ocupar un sillón en la Real Academia Española (RAE). Posiblemente una de sus últimas aportaciones fue conseguir que la definición de Homeopatía cambiara de “sistema curativo” a “práctica”.

 

Son muy numerosos los reconocimientos públicos que ha tenido a lo largo de su vida, tanto por los resultados de su carrera científica, como por su labor divulgadora, sus reivindicaciones por una mayor inversión económica en investigación en España y por el papel de la mujer en la ciencia.

 

Algunos medios la han llamado la Marie Curie española, y es que además de que ambas han sido grandes científicas, hay un par de datos curiosos que también las unen. Por un lado, el día 7 de Noviembre siempre estará ligado a ambas, al ser la fecha del nacimiento de Marie y el de la muerte de Margarita.

 

Por otro lado, ambas conocieron a los que fueron sus respectivos maridos en su etapa de estudiantes, y ambos maridos tuvieron la inteligencia de darse cuenta que debían “echarse a un lado” para que ellas pudieran brillar con luz propia, ya que por desgracia, las dos vivieron en una época en la que si ellos no daban ese paso a un lado, siempre habrían sido “las mujeres de…”

 

Es por todo esto, que para mí Margarita es un referente en muchos aspectos de la vida.

 

Como mujer, por ser una luchadora que no se conformó con el papel estándar que la mujer solía ocupar en su época y perseverar hasta conseguir aquello que la hacía feliz en la vida. A modo de anécdota señalar que Alberto Sols solo aceptó dirigir su Tesis Doctoral tras recibir una carta de recomendación escrita por el ya Premio Nobel Severo Ochoa. Ella misma contaba que durante el inicio de su doctorado Alberto Sols no se dirigía a ella directamente, si no que hablaba a su pareja y compañero de laboratorio Eladio Viñuela.

 

Como enfermera, por abrir las puertas de la biología molecular, un área fundamental en las ciencias de la salud. El ADN contiene la información básica de quiénes somos, la probabilidad que tenemos de desarrollar o no determinadas enfermedades, y la de que un fármaco nos produzca mayor o menor efecto o toxicidad, entre otras muchas cuestiones. El estudio del ADN y el ARN es una herramienta imprescindible para entendernos como seres biológicos y para dar un salto más allá en el enfoque de la prevención y de la medicina personalizada. Al final y al cabo la enfermería nació desde la necesidad del cuidado de las personas, siendo la prevención parte fundamental de este cuidado.

                                                                                                               

Como científica, no solo por su trabajo incansable y la trascendencia de sus hallazgos, sino por su manera de entender la importancia de la divulgación científica y su reivindicación por una inversión en investigación básica. Gracias a ella, quedó evidenciado que merece la pena y compensa a las arcas del país invertir en ello, porque puede revertir no solo en patentes muy rentables económicamente, sino en tecnología y tratamientos para la mejora del estado de la sociedad.

 

Como docente, por no dejar nunca de enseñar y formar desde la rigurosidad y desde la humildad. Yo nunca tuve el honor de conocerla personalmente, pero quienes trabajaron o pudieron conversar con ella, destacan su humildad y su capacidad para transmitir el amor por la ciencia.

 

Este será el primer año que pise las aulas como profesora en la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la UCM, y quién sabe cuántas de vosotras y vosotros, futuros estudiantes, os dedicaréis el día de mañana a la investigación. Si sois curiosas y curiosos, quizás el día de mañana con paciencia y mucho esfuerzo podréis convertirlo en vuestra profesión. Al fin y al cabo, la ciencia no deja de ser curiosidad estructurada.

 

Fdo: Lara Sánchez Barroso

 

Link a noticia UCM:

https://www.ucm.es/escuelacomplutense/noticias/muere-margarita-salas-tras-toda-una-vida-dedicada-a-la-ciencia

Link al Podcast del programa de divulgación ciéntifica "Experimiento Demente", cuyo episodio nº23 ha estado dedicado a Margarita Salas:

https://www.ivoox.com/experimiento-demente-23-margarita-salas-melanoma-sesgo-hacia-audios-mp3_rf_44177020_1.html

Homenaje a Margarita Salas - 1

Todas las noticias »